El futuro del gaming: Callejón sin salida.

La industria lucha para zafarse de un formato que tiene más de 40 años y que podría llevar a muchos fanáticos al aburrimiento.

En 2007, Steve Jobs revelaba al mundo, el salto tecnológico más importante de la historia, uno que cambiaría nuestra sociedad y su manera de pensar para siempre, el iPhone. Catorce años después, los teléfonos celulares no han logrado desarrollar un formato innovador que los saque de ese callejón sin salida en el que se hayan metidos absolutamente todos los fabricantes.

Lo mismo ocurre con el negocio de los videojuegos, casi 41 años después de la llegada al mercado de las primeras consolas, todavía la industria espera con ansias ese salto cuántico que le presente al mercado una alternativa distinta a los cada vez más aparatosos formatos de las consolas o el computador.

Hay serias esperanzas puestas sobre la evolución del streaming como alternativa para deshacerse del hardware, como también las hay en la llegada de chips cada vez más poderosos y eficientes al formato móvil.

Nintendo se apresta a anunciar una nueva híbrida que colocaría su performance a niveles de una PS4, lo que significa una mejora interesante sobre su actual dispositivo, que desde su lanzamiento ha representado el cambio mas relevante en la manera de jugar hasta la fecha, pero que en ningún caso se convierte en ese enfoque que revolucionaría el segmento, como en su momento ofreció el iPhone a su mercado.

Dos de los académicos expertos en gaming más importantes del mundo, el Dr. Jethro Shell, profesor titular de juegos y sistemas de información en la Universidad de Montfort, y el Dr. Edward Powley, profesor asociado de la Academia de juegos de la Universidad de Falmouth, ambos en UK, en un artículo de Forbes, publicado en 2020, nos brindan una visión exclusiva de lo que podemos esperar acerca del futuro de la industria.

Ambos expertos creen que la realidad mixta será la gran ganadora. Los juegos del futuro vendrán en un formato mucho más versátil “que combinaría tecnología de realidad virtual y realidad aumentada”, ampliando la popularidad probada, la tecnología y la accesibilidad obvia de juegos como Pokémon Go.

Los expertos consideran que para que la realidad virtual sea realmente exitosa,se necesitará una mejor retroalimentación háptica. “Los desarrolladores que exploran la realidad virtual pueden buscar aprovechar la tecnología actual mejorando sensaciones específicas”, como por ejemplo la sensación de tocar munición cuando la recoges en un FPS, sostener el volante de un coche de rally, o tal vez sintiendo un poderoso puñetazo de un enemigo.

Las perspectivas de cambio, muy a pesar nuestro, se ven lejanas, es altamente probable que tengamos una larga espera antes de que la tecnología nos presente una verdadera revolución en el negocio, lo que si está claro es que hay mentes brillantes trabajando duro para lograrlo.

Mas temprano que tarde, tendremos nuestro iPhone.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *