El pequeño gigante.

Nintendo Switch está en camino de convertirse en una de las consolas de video juegos más vendidas en la historia.

Si hay algo que absolutamente nadie puede negar es que de las 3 grandes, Nintendo es la que verdaderamente lleva el juego en la sangre.

No solo por que nació en 1889 como una compañía que vendía naipes sino además porque el juego, en diversas variantes, ha sido su única actividad desde entonces.

Una y otra vez Nintendo ha sido fiel a sus orígenes y se ha reinventado hasta llegar al segmento donde lidera como la marca con mayor número de productos vendidos en toda la historia.

Con su último desarrollo, la Nintendo Switch, la casa japonesa se ha anotado otro éxito, para muchos, contra todo pronóstico. En un momento donde el poder lo es todo, el pequeño aparato híbrido ha calado en el público de tal forma que hoy exhibe cifras de ventas bastante importantes en la mayoría de los mercados del mundo y ha revivido a Nintendo luego del durísimo revés que representó la subestimada y malentendida Nintendo WiiU, que tan solo logró vender un poco más de 13 millones de consolas.

Los japoneses aprendieron de ese error que fue la WiiU, y usaron esa experiencia como trampolín para desarrollar a su hermana más joven y reciente.

El Nintendo Switch ha vendido actualmente 61,44 millones de unidades, lo que la coloca muy cerca de superar los 61,91 millones de la NES original o Nintendo Entertainment System. Todavía tiene un camino por recorrer antes de superar los números de Nintendo Wii que se lanzó en 2006 y vendió 101,63 millones de unidades, pero todo parece indicar que puede lograrlo.

Este éxito se ha logrado en tan solo 3 años de vida comercial y es probable que veamos unos 4 años más de ventas. De seguir así, podría también superar los números de la actual líder, Playstation 4, que terminará con alrededor de 109 millones de aparatos vendidos.

¿Hay amenazas? Por supuesto. Hace apenas unos días hablé de ellas. Con una nueva generación de consolas en el horizonte, la PS5 y la Xbox Series X que parecen estar preparadas para revolucionar el hardware de los juegos, con sistemas mucho más potentes, la Switch podría no poder seguir manteniendo su ritmo ascendente si no resuelve las limitaciones de procesamiento de imagen que la hacen luchar muy duro para lidiar con los juegos exigentes de la octava generación.

Los fanáticos esperamos, mas temprano que tarde, una versión premium de la Switch que incorpore, por ejemplo, una pantalla más grande y de mayor resolución, mas potencia de procesamiento, (casi seguramente con la nueva arquitectura ARM), almacenamiento mejorado y una batería más larga o quizás una solución más atrevida aún, en la forma de un dispositivo que además incorporara telefonía celular para poder jugar con un servicio nativo tipo XCloud.

Nintendo ha declarado que, a pesar de esos rumores de un nuevo modelo, no tienen planes de lanzar un nuevo Switch en fecha cercana, pero esto no significa que no estén trabajando en el seguimiento de una de las consolas más populares de todos los tiempos.

Nintendo es increíblemente reservado y yo veo absolutamente improbable que desperdicie el éxito comercial del Switch, por lo que sea cual sea el nuevo modelo en el que estén trabajando, pueden estar seguro de que valdrá la pena la espera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *