Little Nightmares 2. Deliciosamente aterrador.

Este título contradice el dicho aquel que reza que las segundas partes nunca fueron buenas.

Inicialmente jugué el demo disponible en la Nintendo eShop y desde el primer momento me atrapó, así que decidí comprarlo para poder disfrutarlo completamente cuando salga.

No solamente por que el juego luce impecable y realmente hermoso, dueño de un trabajo de iluminación dinámica que te deja inmerso desde la primera vez que pones tus manos sobre los joysticks, sino que hay tantas cosas pasando desde el inicio que es imposible no engancharte de esta segunda parte.

Como me quede con las ganas de jugar un poco más, ya que el demo para Switch nos regala tan solo unos 20 minutos de juego, acudí al que ofrece Steam que es un poco mas largo y muestra otras secuencias.

Definitivamente estamos ante una mejora sustancial versus la primera parte, el manejo de los encuadres y el diseño de cada habitación o paisaje se ha concebido de manera de dar ese toque lúgubre y decadente que nos coloca en medio de un ambiente de terror dede el principio, una sensación cinematográfica que pocas veces puedes encontrar en otros juegos, ya sean de terror o no.

Se nota con estos pocos minutos, el refinamiento en el trabajo. Hay detalles adicionales en la presentación y la animación, que llaman poderosamente la atención. Los detalles complementarios como la carne podrida, aplastada y los cadáveres atados que ensucian el hábitat del Cazador, y esa neblina de penumbra, como hollín, que dificulta la entrada de la luz. Todo esto, yuxtapuesto a los movimientos delicados, frágiles, de Mono y Six danzando al son del inquietante compás tenebroso de violines de fondo.

Little Nightmares 2, es de esos juegos que provoca jugarlo con un plus, es decir, de noche, con las luces apagadas y el volumen alto, no cabe duda que vas a lograr vivir una de las mejores experiencias de terror de este año.

Cuando por fin salga al mercado el próximo mes, nos va a asustar. De eso estoy seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *