¿Se justifica el nuevo precio de los videojuegos?

El aumento de los juegos va. En EEUU a $70 y en mercados como Europa, el costo se eleva hasta los €80, en un momento que pareciera ser el menos indicado.

En una reciente entrevista al medio digital Protocol, el jefe de Take-Two, Strauss Zelnick, defendió la decisión de su compañía de subir el precio del NBA 2K para la próxima generación: «La conclusión es que no hemos visto un aumento de precios de primera línea durante casi 15 años, y los costos de producción han aumentado del 200 al 300 por ciento. Entregaremos un juego mucho, mucho más grande por $60 o $70 de lo que entregábamos por $60 hace 10 años. La oportunidad de gastar dinero en línea es completamente opcional y no es un título gratuito. Es una experiencia completa e increíblemente sólida, incluso si nunca gasta un centavo después de su compra inicial.»

Ciertamente el proceso de desarrollar un juego AAA se ha vuelto más complejo. Las productoras han asumido el compromiso de crear experiencias más inmersivas y potentes y para ello ha hecho falta el desarrollo de software más capaz y más horas hombre para completar la tarea.

El precio referencial de $60 para algunos juegos existe desde hace al menos 25 años. ¡Un juego como Street Fighter para SNES se vendió a ese precio en su lanzamiento!, y a pesar de ser un boom en ventas, su complejidad no es nada comparada con las entregadas por experiencias como Ghost of Tsushima, por ejemplo.

El mercado desde el punto de vista de la actitud, esta preparado para ese aumento y estoy seguro que lo entiende, el gran problema surge analizando el hecho desde el punto de vista económico.

Ciertamente, la crisis que se avecina puede atentar contra los forecast de ventas de algunos títulos importantes, sobre todo si esta se prolonga. Es posible que los primeros AAA puedan, debido a la novedad y la poca competencia, lograr sus cuotas de ventas. ¿Imaginen varios AAA lanzados al mismo tiempo, todos a $70?

Diez dólares no parecieran ser mucho, pero con la entrada de nuevas plataformas, esos mismos 10 dólares podrían significar un mes entero de servicios de GamePass, Amazon Luna o Stadia con todas las ventajas que estos servicios ofrecen hoy y van a ofrecer muy pronto.

Los grandes ganadores de esta comprensible pero inoportuna (desde mi punto vista al menos), decisión de los desarrolladores, serán los servicios de suscripción, quienes serán esenciales para el gamer que desea permanecer jugando la mayor cantidad de horas posibles sin afectar el presupuesto personal o familiar, que luce comprometido para todas las personas del mundo en este momento, casi sin excepción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *